Una nueva vida 58.4


— Déjeme tranquila- le espetaba Radians- sino hubiera sido por no destrozar mi reputación, hubiera gritado en la terraza, haga el favor de dejarme marchar

— A mí me dijeron una vez que esto es lo que os gusta- la sonrió e intentó besarla pero Radians apartó la cara

— Todos los hombres te miran con deseo- la espeto Denball- si crees que voy a dejar que otro hombre que no sea yo te haga suya, te estas equivocando

— Estoy prometida- le espeto de nuevo- si José se entera de que estás haciendo esto te retará a duelo y te matará

— José estaba demasiado entretenido manoseando a Lady Lidia, crees que se habrá fijado en que has bajado al jardín, ahora estará bailando con ella- dijo volviendo a intentar besarla

— No se le ocurra poner un solo dedo encima a mi prometida- le espetó José acercándose a ellos y Denball soltó a Radians que corrió hacia él- está usted retado a un duelo, mañana por la mañana, no vuelva a tocar a mi prometida o le mataré con mis propias manos sin dejarle opción a que se defienda- dijo abrazando a Radians

— Pero eso es lo que la gusta- le espetó Denball- estoy seguro de que incluso se excito, tócale las braguitas y veras como esta húmeda- rio entre dientes y José soltó a Radians y se acercó a Denball para quitarle la sonrisa que tenía en la cara

— José- le grito Radians- vámonos de aquí, mi amor, no merece la pena, lo único que conseguirá es que rumoren que...- comenzó a sollozar y abrazo a José que la devolvió el abrazo

— Está bien, tranquilízate- dijo José tranquilizándose él también- Lord Denball, esta noche mis padrinos irán a su casa y le advierto algo, si vuelve a tocar a mi prometida le aseguro que se arrepentirá de haber nacido- dijo cogiendo a Radians de la cintura y llevándosela al salón

Pocos minutos después ambos salían de la fiesta abrazados e Irene les acompañaba con Simón en el mismo coche. José le había dicho que quería hablar con él y que tenían que llegar rápidamente a casa. Dejaron a Radians en su casa, junto con su hermana Lorena que se había desplazado hasta allí desde la fiesta por el mismo motivo, ya que tanto Simón como Eduardo serían sus padrinos. Radians le había pedido que no se retara con Denball durante todo el trayecto pero José ni siquiera la había contestado. Cuando la dejo en su casa Lorena y Eduardo les esperaban allí.


Comentarios

Yessy kan ha dicho que…
Pero que majadero ese orangutan. Espero que Jose lo ponga en su lugar.
Veremos que pasa en ese duelo!
Besos
CHARO ha dicho que…
En menudo lio se ha metido Jose....esperemos que no lo maten en el duelo.Besicos
Ana Martinez ha dicho que…
¡Qué miedo! ¡Un duelo! ¿Qué pasará? Un beso.
J.P. Alexander ha dicho que…
Uy ojala no le pase nada a José.
sabores compartidos ha dicho que…
Ala a tiro limpio, ejejej, bueno habrá que solucionar las cosas pero la violencia no es nada buena.
Besotesssssssssssssss
Mela ha dicho que…
El conde Denball es un guarro, pero me preocupa ese duelo
Besos

Entradas populares de este blog

Antes de ser infiel... PIENSA

BLOG REGISTRADO

Feliz cumpleaños amor