¡¡¡Sígueme!!! Te seguiré

Buscador

gadgets para blogger

Traduce el blog a...

English cv French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Importante

Ya sabéis que por motivos varios el blog permanecerá cerrado y no podré visitaros, sois libres, de quedaros o marcharos, estoy pasando por momentos duros y necesito tiempo para aceptarlos. Iré poniendo de vez en cuando lo que escribo en facebook para desahogarme, me es más sencillo porque se lo dicto al móvil, pero mentiría si os dijera que puedo entrar a vuestros blogs a leer todo lo que escribís, y entrar a dejar un comentario absurdo y sin sentido, me parece una falta de respeto.

Gracias por comprender, gracias por estar a mi lado todo este tiempo, gracias a los que os quedéis y también, gracias a los que se vayan, podéis buscarme en facebook por mi nombre, si queréis hablar conmigo, y también por el nombre del blog, tengo una página en la que me llegarán vuestros mensajes directos.

25 de marzo de 2015

Una nueva vida 59.1



— Si ayer ella con su llanto no logró que desistiera, menos lo lograrás tu hoy, Irene- sonrió a su hermana- lo que tienes que hacer es irte a la cama y dejar de decir tonterías, dime, sino la protejo ahora, Denball se creerá con derecho de tocarla cuando quiera

— Estas loco y no es de la cabeza sino de celos, a lo mejor fue una tontería que tu has hecho un mundo- le replicó su hermana

— Te aseguro que si Simón hubiera visto a ese hombre haciéndote eso a ti, le hubiera matado en el acto- sonrió y oyó la risa de su cuñado- vámonos antes de que tu esposa me ate- le dijo José a Simón y salieron de la casa

Pocos minutos después llegaban hasta donde tendría lugar el duelo, solo había un coche allí y solo había uno de los padrinos de Lord Denball. Eduardo se acercó al hombre y hablaron largo y tendido mientras ambos comprobaron las armas que se iban a utilizar en el duelo.

A las ocho menos cuarto apareció Lord Denball y sonrió al ver que José, se encontraba allí puntual, como estaba dicho José se batió con Lord Denball. Se separaron treinta pasos y con el sonido de un pistoletazo, ambos dispararon, Denball se adelantó pero la bala ni siquiera rozó a José, cuándo este se dio cuenta de que no daría nunca en su blanco, decidió fallar todas las demás, así que sucesivamente disparaba Denball y José disparaba después pero tampoco le daba, jugaba con él y su hombría, así sucesivamente hasta que Denball se quedo sin balas, a José le quedaba una y recordó que Radians le había dicho, nunca podré estar con un asesino, pero si te da, dispárale. José decidió dispararle, pero le dió en el sombrero al cual lo traspasó la bala como si se tratara de una pluma. Después se dio la vuelta y se marchó, aunque comprendió que había humillado a Denball. Antes de subir en el carruaje le grito.

— No merecía la pena gastar mi bala dándote en la cabeza, pero si vuelves a tocar a mi prometida, te aseguro que no me importará meterte una bala entre ceja y ceja- le grito y después se alejó en el carruaje con sus amigos.

5 comentarios:

CHARO dijo...

Me gusta cómo ha terminado el duelo, pues una muerte le hubiera perjudicado mucho Jose. Besicos

J.P. Alexander dijo...

Uy Jose madura y bien hecho lo que hizo en duelo. Te mando un beso y te me cuidas

María Fernanda dijo...

Me mueroo con un prometido así xDD Ya te sigo, nos leemos!!

Yessy kan dijo...

Que alivio!
Jose salio victorioso. :)
Beso

Mela dijo...

¡Menos mal que a José no le ha sucedido nada!
Y espero que el conde Denball haya aprendido la lección
Besos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...