¡¡¡Sígueme!!! Te seguiré

Buscador

gadgets para blogger

Traduce el blog a...

English cv French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Importante

Ya sabéis que por motivos varios el blog permanecerá cerrado y no podré visitaros, sois libres, de quedaros o marcharos, estoy pasando por momentos duros y necesito tiempo para aceptarlos. Iré poniendo de vez en cuando lo que escribo en facebook para desahogarme, me es más sencillo porque se lo dicto al móvil, pero mentiría si os dijera que puedo entrar a vuestros blogs a leer todo lo que escribís, y entrar a dejar un comentario absurdo y sin sentido, me parece una falta de respeto.

Gracias por comprender, gracias por estar a mi lado todo este tiempo, gracias a los que os quedéis y también, gracias a los que se vayan, podéis buscarme en facebook por mi nombre, si queréis hablar conmigo, y también por el nombre del blog, tengo una página en la que me llegarán vuestros mensajes directos.

18 de octubre de 2015

Un sueño muy peculiar


Hoy os traigo el reto que propone el blog de acompáñame:


Se trata de escribir un relato para Halloween sin número determinado de palabras y publicarlo en el blog o en las redes sociales diciendo para que blog participas, después hay que enviarlo por correo electrónico a irisamigos@hotmail.es y serán utilizados para un libro de descarga gratuita.

Salí de casa temprano, era uno de esos días lluviosos en los que al levantarte por la mañana solo tienes ganas de volverte a meter en la cama y taparte con una manta, las gotas colmaban mi paraguas y de vez en cuando alguna escurría hasta mi mochila que no terminaba de cubrirse bien, paré para ponerme la mochila delante, es algo que solía hacer a menudo antes de dirigirme a las calles transitadas de la ciudad, los rateros estaban en cada esquina y era difícil distinguirlos, por lo que, la protección era lo primero, como si los enseres que llevo en la mochila a pesar de ser un par de euros y el móvil fueran tesoros para mí, y fue ahí parada, mientras cambiaba la mochila de posición cuando sentí que alguien me observaba. Un escalofrío subió por mi columna vertebral y erizo el vello de mi nuca y como alma que lleva el diablo, dejando mi paraguas abandonado salí de la calle a la avenida principal, mire hacia atrás y no vi nada, me estaba calando por haber olvidado mi paraguas.

— Que tonta soy— pensé— a veces tantas series de asesinatos te hacen mella.

Volví sobre mis pasos, recuperar mi paraguas era importante ahora e intenté dejar mis miedos de lado, vi una pareja que aparecía por el otro lado de la calle, era un matrimonio con el que siempre me cruzaba y aproveche que ellos venían para salir corriendo a por el paraguas, me cruzaría con ellos en el camino y podría desandar mis pasos delante, de tal modo que me daría menos miedo.

Agarré mi paraguas en el momento justo en que una ráfaga de aire amenazaba con arrastrarlo hacia el interior de un edificio abandonado. La pareja se paró a mi lado.

— Hace mal tiempo esta mañana— me dijo la señora y yo asentí con la cabeza mientras el caballero me ayudaba a colocar el paraguas correctamente.
—A veces comprar paraguas baratos tiene esto — les dije— se dan la vuelta, vuelan con el aire— mentí, como si el culpable de que yo hubiera perdido el paraguas fuera el aire y no yo que como una tonta había salido corriendo de la calle.

La pareja me miró y espero a que yo estuviera lista para seguir, se debía ver a la legua que estaba pálida, como si algo me hubiera asustado, y de repente lo note, sobre mi cara, una gota.

— Maldita sea— no pude reprimir decir y la pareja se volvió a mirarme poniéndose pálidos a su vez — No es nada —les dije— El paraguas se ha debido de romper.

Ya las gotas me calaban y seguían callendo sobre mi cara, toqué una de ellas con mis manos para secarla y entonces me di cuenta de que no era agua, era sangre, como por acto instintivo aparte mi paraguas y lo tiré al suelo, los tres salimos corriendo del callejón y sin movernos de la esquina el hombre llamó con su móvil a la policía.

No nos enteramos de que había pasado, me devolvieron mi paraguas que muy amablemente cedí al policía para que buscara huellas, sangre, ADN o lo que quisiera y regresé a casa a tomarme un vaso de leche caliente antes de que los nervios me superaran.

Y esa misma tarde después del incidente fue cuando paso todo.


Mis llaves se movieron, yo había preparado un vacía bolsillos para mi nueva casa, me encanta hacer manualidades por lo que en mi casa se encuentran pocas cosas compradas, la mayoría son artesanías realizadas por mí, todas con utilidades, el vacía bolsillos era una de ellas y cada vez que yo llegaba a casa sacaba las cosas de mi abrigo y las dejaba allí, entre ellas las llaves, pero cuando fui a recogerlas las llaves habían cambiado de sitio, solo ligeramente, y tenían otro llavero, era de color negro y con la forma de un colmillo.

— Los chicos de la oficina— pensé— no me hacen gracia estas bromas por Halloween.

Pero seguidamente sonó el microondas, y me sobresaltó, porque yo no recordaba haber puesto nada a calentar.

— Te estas volviendo loca, noche de brujas y tu asustada — pensé.

Antes de ir a la cocina, cogí el móvil de la mesa y marqué el número de teléfono de emergencias, lo dejaría preparado y solo tendría que tocarlo para que la llamara se realizara, pero en mi cocina no había nadie, solo una taza de chocolate en el microondas, era todo tan extraño, ni siquiera recordaba haber comprado chocolate, estaba a dieta, ¿por qué iba a comprar chocolate?

Llevaba días teniendo sueños extraños, claro que, siempre me pasaba cuando dormía mal, y solía ser normalmente cuando dormía sola, no me gustaba dormir sola y soñaba unas cosas muy extrañas. Esa noche no había sido la diferencia, cerré las puertas con llave, comprobé las ventanas, encendí las luces de la casa y me puse la tele en el salón, esa noche dormiría con las luces encendidas, la tele puesta y en el sofá, parecía una paranoica pero no me gustaba lo que sentía.

Y soñé y la voz de mi abuelo que tantas veces se me aparecía en sueños también sonó extraña, me avisaba de algo, era una sensación extraña porque cuando abrí los ojos sabía exactamente que la calle con la que había soñado estaba al lado de mi casa, me levanté y eché agua en la cara, no podía seguir así, estos sueños tan tontos me iban a volver loca.

Amaneció y salí de casa para ir a trabajar, sin saber cómo los pies me llevaron hasta la calle con la que había soñado, los coches estaban exactamente colocados igual que en mi sueño, incluso mi coche estaba allí y yo no recordaba haberlo aparcado en esa zona, toque mi bolsillo buscando las llaves cuando sentí un escalofrío en mi nuca, agarré el bolso y salí corriendo hacia mi coche a la vez que lo abría, me monté rápidamente en el asiento del conductor y cerré la puerta poniendo el candado para que se bloquearan, miré hacia atrás, era instintivo, sentía un escalofrío en mi espalda, pero tras los asientos no había nadie, la verdad es que me reí yo sola porque me parecía estar reviviendo mi sueño y era muy difícil que nadie se metiera entre los asientos de atrás de mi coche.

Arranqué el motor y mientras ponía la calefacción para caldear el coche helado, comencé a sacar el coche del aparcamiento, exactamente igual que en mi sueño pasaron dos parejas por la acera, iban charlando entre ellas, moví la cabeza de lado a lado intentando quitar ese pensamiento, y salí de esa estrecha calle a la calle principal de la ciudad, llegué hasta el garaje de mi trabajo, no estaba más solitario de lo habitual pero aun así me daba miedo, fue entonces cuando decidí preparar todo antes de salir del coche y después apagar el motor.

Y exactamente igual que la noche anterior, justo antes de despertarme, hoy la voz de mi abuelo que gritaba ¡¡¡Cuidado!!! A la vez que yo movía el picaporte para abrir la puerta de mi coche. Cerré los pestillos rápidamente de nuevo asustada y metí la llave para arrancar mientras veía como una sombra forcejeaba con la puerta del copiloto, conseguí arrancar y salí de allí, el hombre corrió hacia detrás de una columna donde al pasar puse ver una furgoneta blanca arrancada y sin luces puestas. 

Sin cinturón de seguridad saltándome semáforos mientras veía como una furgoneta me seguía por las calles de la ciudad, paré delante de una comisaría y salí gritando del coche, los policías se acercaron a ver qué pasaba y la furgoneta pasó de largo a toda velocidad.

Dos días después me llamaron para que viera las cámaras de seguridad del garaje de mi trabajo, y allí estaba, un hombre que había secuestrado, torturado y violado a muchas mujeres en el barrio.

No pude dejar de llorar en toda la tarde mientras mi corazón no dejaba de repetir una y otra vez que tengo un ángel de la guarda, mi abuelo, que se comunica conmigo en sueños. No le explique esto a la policía, no me creerían, aunque no se explicaban como había podido reaccionar tan rápido, todo se veía en las cámaras.

Hoy en día sigo pensando que los seres queridos jamás dé van de nuestro lado y nos protegen. ¿Verdad? ¿Mentira? Nunca lo sabré, pero si se, que si no hubiera sido por ese sueño hubiera acabado como el resto de víctimas de ese hombre.

8 comentarios:

EldanY dalmaden dijo...

Los ángeles de la guarda existen, lo sé.
Y te preguntarás por qué he llegado a ese conclusión.
Pues porque me lo dijeron los Ángeles de Charlie mientras me presentaban a las Vigilantas de la Orilla.

Buen relato señorita.

Ñams.

Mela dijo...

Hola Tamara... Me has tenido interesada y en suspense de principio a fin
Me alegra que la protagonista de tu relato haya podido huir de semejante criminal
Creo que ha sido valiente, y que su abuelo la ha ayudado
Un magnifico relato para Halloween
Besos

CHARO dijo...

Me ha gustado muchísimo tu relato con ese "angel guardián abuelo".Escribes muy bien.Besicos

sabores compartidos dijo...

Bueno pues fue un sueño bastante provechoso y que al menos sirvio para encerrar a un delincuente jejeje buen relato elegiste para el reto.
Yo lo pondré la semana que viene.
Besotessssssssssssssss

Ana Martinez dijo...

Un gran relato, Tamara. Me ha encantado. Un abrazo y muy buena semana.

Yessy kan dijo...

¡Qué horror! He leído cada detalle de tu escalofriante relato y me ha erizado la piel. Conseguiste mantenerme en suspenso hasta el final. Me recuerdas a un pasaje que sucedió en mi vida hace años, y si te digo que en verdad existe el ángel de la guarda, que en este caso ha sido tu abuelito. Magnifico relato, Tamara.
Un beso

Dezazu dijo...

He encontrado ahora mismo tu blog y tengo que decirte que es un espacio encantador, me ha entusiasmado todo, asi que para no perderme ninguna entrada me hago seguidora ahora mismo!!
Te invito a dar una vuelta por mi rinconcito, espero que tambien te guste!!
Un Saludo

MAR dijo...

Hola, hola encantada de estar aquí.
Te dejo mi cuentito lamentablemente REAL.
A una amiga le paso hace como dos o tres años.
Cariños para ti.
mar
PDTA
Esta en post en mi blog.
----------------------
¿Dulce o mariconada?

Días después de que una de mis mejores amigas celebrara sus 35 años de matrimonio supuestamente “feliz”....entra a su mail para revisar sus correos y chasss estaba abierto el de él...y en primera fila un FELIZ ANIVERSARIO AMOR DE MI VIDA, GRACIAS POR TODOS ESTOS AÑOS JUNTOS....y no era ella la que lo escribía.

É,l el supuesto hombre perfecto, de familia casado y ella por no quedar menos también, amante casada con hijos.
¿Qué sabor tiene la traición?, pienso yo y no es precisamente dulce lo que se me viene a la mente. El timbre de mi casa suena, suena, suena desde temprano, no tengo dulces, tengo chocolates que me encantan y de nervios y ya me los he atragantado.
Pienso en que una de mis hijas hace poco me pregunto ...mamá tú crees en el amor? Sí, le dije yo, creo en el amor, en el amor en sus infinitas formas, también creo en el amor de pareja, creo en la familia, en la lealtad y creo en envejecer y acompañarse juntos. Me seco las lágrimas por mi amiga, y por TODO lo que me duele de la vida, desenchufo el timbre, tengo fiesta.... respiro profundo y con mi disfraz de tigresa mando un abrazo enorme para todas las personas que les ha tocado vivir ese momento, porque lo que no mata ...fortalece ...pero también te deja un poco media muerta.
LA VIDA TE DA SORPRESAS, SORPRESAS TE DA LA VIDA, POR ESO ES QUE HAY QUE APROVECHAR LAS BUENAS.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...