¡¡¡Sígueme!!! Te seguiré

Buscador

gadgets para blogger

Traduce el blog a...

English cv French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Importante

Ya sabéis que por motivos varios el blog permanecerá cerrado y no podré visitaros, sois libres, de quedaros o marcharos, estoy pasando por momentos duros y necesito tiempo para aceptarlos. Iré poniendo de vez en cuando lo que escribo en facebook para desahogarme, me es más sencillo porque se lo dicto al móvil, pero mentiría si os dijera que puedo entrar a vuestros blogs a leer todo lo que escribís, y entrar a dejar un comentario absurdo y sin sentido, me parece una falta de respeto.

Gracias por comprender, gracias por estar a mi lado todo este tiempo, gracias a los que os quedéis y también, gracias a los que se vayan, podéis buscarme en facebook por mi nombre, si queréis hablar conmigo, y también por el nombre del blog, tengo una página en la que me llegarán vuestros mensajes directos.

1 de diciembre de 2015

Para ti, mi cumpleañero favorito.

No me sentía inspirada para crear una carta en la que expresar este año junto a ti, no el año de 365 días, sino el año que tu empiezas un mes antes que los demás, el que empiezas el día 1 de diciembre, tu cumpleaños.

He estado pensando si ponerte cuando nos conocimos que casualidades de la vida coincidía con esta fecha, si preguntar si fue casualidad o simplemente si el destino nos unió, pero no sabía que ponerte sobre ello.

Entonces he pensado en hablarte de tus cualidades y como en un año has crecido, hemos crecido juntos, como en estos 365 días hemos pasado de ser dos, a ser uno, aunque creo que ya sabes que lo eramos de antes, como hemos aprendido a compenetrarnos todavía más si cabía, y como han surgido en ti nuevos intereses como los cubos de rubik, o como yo he aprendido a confiar en un año que tiene 365 días pero se llena de emociones a cada instante. El caso es que tampoco me inspiraba mucho con esto.

Y me decidí a hablar de dragones, no se, tal vez siempre quieres tener la exclusiva de continuar el relato por mi cumpleaños, fue una de las pocas alegrías que tuve este año, y es por eso que hoy quiero continuarlo para ti.

"Mientras la domadora de dragones dormía apaciblemente en su cama, el dragón guardían, el más grande de todos los dragones, el que era capaz de teñir su piel y escamas de rojo fuego por la pasión o de negro pavor para infundir terror, ese bello dragón la miraba, allí a su lado, sin que ella supiera que era él.

Hacía meses que dormían juntos, que la abrazaba cada noche, ella temía contarle su secreto, él temía decirle que lo sabía, y el motivo de eso es que él era uno de los dragones a los que ella protegía. Sin embargo, la sintió moverse, seguramente soñaba con una nueva maldad que acechaba el mundo, pero la abrazó, tal vez ella era la única capaz de proteger a su especie, pero él tenía claro que era el único capaz de protegerla a ella, incluso de si misma, inclusive cuando la magia abandonaba todo y el cielo se ponía negro, incluso cuando habían intentado llevarla al lado oscuro... él sabía que aunque sus poderes eran suficientes como dragón para protegerla, ninguno podría tanto como el saber que ella amaba a los dragones, pero le amaba aún más a él, como hombre.

Pero el miedo le dañaba también a veces, si ella supiera... pensaba él, si ella entendiera que me enamoré en el mismo instante en que la vi, si ella llegara a comprender que ella se enamoró de mi cuando me conoció y que se negaba a ello. Lanzó un bufido, a veces le pasaba cuando se convertía en humano y sintió que ella abría los ojos poco a poco como si en el fondo presintiera que pasaba algo, o tal vez pensaba que sus sueños eran tan vividos que oía los bufidos y rugidos en la realidad, a veces la miraba y pensaba que ella lo sabía todo, que lo leía en sus ojos, pero no entendía muy bien si quería confirmación a sus sospechas.

— Buenos días mi amor— le oyó decir con sus ojos aun somnolientos y su pelo arremolinado— ¿te he despertado con mis sueños?
— Te observaba— Contestó él— acaso no viste nada más maravilloso que verte a ti al despertar.
— Tienes que irte— se oyó decir así misma como un quejido lastimero.
— Ahora vuelvo, hoy tengo todo el tiempo del mundo para ti.

Ella sonrió, sabía que él preparaba una sorpresa cada mañana, entre ellas marcharse de la cama y dejarle dormir, pues sabía que su cuerpo necesitaba más descanso que el de otras personas, inclusive que el cuerpo de él, que casi no necesitaba dormir para sentirse completo de energía. Pero esta vez la sorpresa se la llevaría él, y ella estaba convencida de ello.

— ¿Me despertarás en un rato? — Le preguntó ella cuando saliendo de la cama se ponía los pantalones de vestir.
— Duerme tranquila, estaré abajo cuando despiertes.
— Esta bien, pero me gustaría que volvieras a la cama conmigo.

Y él hizo el ademán de volver junto a ella, pero simplemente la beso, subió las mantas y la deseó buen descanso. Ella sonrió, estaba segura de que él no había dormido nada en toda la noche, se pasaba las horas arropándola, cuidándola, comprobando que la fiebre no hubiera subido y sobre todo abrazándola para que las pesadillas no volvieran.

Ella miró al techo y espero, le oía sus pasos por las escaleras, por el pasillo hasta el salón, oyó el picaporte de la puerta al abrirse y cerró los ojos para ver la cara de sorpresa que pondría su dragoncito cuando viera lo que le esperaba allí. A veces lo hacía, cerraba los ojos y lo imaginaba, ella tenía conexión con cada uno de los dragones a los que protegía, pero él, su conexión con él era algo especial.

Entonces oyó una carcajada, vio su media sonrisa y sus ojos brillando, echó un gruñido como solo él sabía hacer, y le envío el mensaje con su mente.

— Muchas gracias mi princesa.
— No escondas más quien eres y espérame, el desayuno es para los dos, los cubos de rubik, esos solo son para ti.



¡¡¡FELIZ CUMPLEAÑOS MI PEQUEÑO SALTAMONTES!!!

10 comentarios:

EldanY dalmaden dijo...

Jejeje.
Qué detallazo tu relatoo mágico.
Y qué pasada de cubos de dodecaedros.
Yo del megaminx no creo que pase así que imagina el grandote que has puesto ahí, madre mía.

Gracias por tus detalles y por ser tú y solamente tú.

Un abrazotessssss

J.P. Alexander dijo...

Uy no recordaba que era el cumple de Dani Lindo relato seguro que le gusta Te mando un beso y te me cuidas mucho

Marta M. dijo...

Hola: me uno a tu felicitación. Un bonito relato para celebrar este día tan especial para vosotros. Seguimos en contacto

Dezazu dijo...

Que precioso el relato es una maravilla!!besos

Mela dijo...

Hola, Tamara... Conocer a alguien el día de su cumpleaños no creo que sea un capricho del destino... creo que es una señal preciosa y mágica
Me ha encantado el trozo de relato que le has dedicado al cumpleañero... a quien le deseo un muy feliz cumpleaños
Y a los dos que seáis muy felices ;-)
Besos

Ana Martinez dijo...

Un precioso homenaje de cumpleaños, Tamara. Felicidades para el cumpleañero. Un beso.

sabores compartidos dijo...

jejeje que guay has relatado esa relación para recordarnos el cumple del Compi.
Le deseo muchas felicidades y os deseo lo mejor a los dos por mazooooo tiempo ejjeej
Cuidaos y que lo celebreis de lujo.
Bes0otesssssssssssssssss abrazotesssssssssssssss

Ilesin dijo...

Un hermosos relato que es toda un homenaje a quien celebra su cumpleaños tan bellamente.
Besos

EldanY dalmaden dijo...

Gracias, muchas gracias a todos.
Al año que viene otro, jejeje pero antes... Caerán otros en esto...

;)

Beatriz Bragança dijo...

Hola, Tamara
Não há dúvidas: tu és uma excelente contadora de histórias!Parabéns.
Um beijinho
Beatriz

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...