Mis peores días... los he vivido sola.

Tal vez mis mejores días ya pasaron y tengo que aceptarlo, o tal vez volverán y solo tengo que esperarlos. Lo que tengo claro es que nunca se me dio bien ser paciente, tengo impotencia cuando tengo que estar en cama, tengo impotencia cuando no puedo hacer lo que quiero, siento impotencia cuando veo que pasan los días y los meses y sigo igual...

Ayer me pinte las uñas de rojo para recordarme que en la vida no todo se ve de color negro, pero no ha funcionado, a veces los colores oscuros predominan aunque queramos pintarlos de rojo y últimamente creo que me estoy volviendo más radical en algunas cosas, el otro día por ejemplo, eliminé a unas cuantas personas de la lista de amigos de facebook y por supuesto de mi teléfono móvil, amigos con los que he salido, viajado y aprendido cosas pero que en el momento en que estuve mal, desaparecieron de mi vida, tal vez esperando a que volviera a estar bien, para cuando ellos me necesitaran (y así lo siento, porque cuando han estado mal, he estado, y hasta hace dos años, creo que pocas veces he necesitado nada de nadie) y puede parecer raro, tal vez debería haberles dejado en mi vida, porque he dejado a personas con las que tal vez solo comparto un hobby, pero no, fui radical, y si te llamas amigo y no estas en mis malas, no quiero que estés en mis buenas, si es que vuelven, y sino, no quiero tampoco que compartan mis pensamientos o los lean.

Pero lo peor de todo no es eso, que no me quedé contenta, sigo pensando que tal vez tenga que seguir borrando gente a los que llamaba amigos. 

El otro día leía una cosa en la página de Ménière y es si sigo manteniendo las mismas amistades que antes de tenerlo, y las respuestas me sorprendieron mucho, yo no contesté, pero reflexioné sobre ello, y me di cuenta, de que hace más quien quiere, que quien puede, y si en dos años hay "amigos" que no me han preguntado ni siquiera que tal estoy, no creo que lo vayan a hacer ahora, no creo ni siquiera que fueran amigos, porque la amistad, yo al menos, la demostraba en las malas y ahora que estoy mal, seré sincera, tal vez no soy la mejor amiga del mundo desde que tengo Meniere, la mayoría del tiempo no tengo ganas de hablar, no quiero ver a nadie porque no me encuentro bien, estoy metida en mi mundo y muchas veces no quiero leer mensajes, ni comentarios, pero el que necesita hablar sabe que si estoy menos mal, me tiene, no es la mejor amistad del mundo la que doy, pero es la que puedo dar en estos momentos, por supuesto que antes daba mucho más, pero la amistad consiste en eso ¿no?, si tu caes, yo te levanto y al revés, al menos yo opino así.

Doy a mi enfermedad voz y le pongo cara, una enfermedad invisible que esta llena de nombres y apellidos, de rostros tristes y más alegres... yo entiendo que hay personas que entran a facebook, a los blogs, a las redes sociales a divertirse, para eso pienso están los grupos y las páginas. Mi muro personal de Facebook y este blog, siempre lo he usado para contar lo que sentía, y si lo que siento desde hace más de 2 años es esto, siento al que no le guste leerlo, pero... es mi manera de ser y siempre, siempre, diré lo que pienso, con respeto, pero lo que pienso, y lo que siento hoy, es que habré fallado a muchas personas en mi vida, no soy perfecta, pero cuando más hundida estaba, cuando he pedido comprensión y apoyo a los que se hacían llamar amigos, me han fallado, personas que no esperaba que lo hicieran y con las que me sentía incondicional.

También esta lo contrario, he conocido gente maravillosa que me apoya, me da ánimos, se vuelca por intentar mantenerme a flote, me escuchan aún sabiendo que no podré devolvérselo de la misma manera, y es extraño, pero valoro mucho a esas personas, porque cuando menos doy, es cuando aparecen y me ayudan a resurgir, y eso es maravilloso y lo agradeceré toda la vida, y otro día, en un post donde me sienta un poco mejor, hablaré de ellos, de los que estáis a mi lado, porque sois los que leeréis esto.


Comentarios

CHARO ha dicho que…
Los verdaderos amigos son para las buenas y para las malas....aquelloas personas que te igmoran en los malos momentos es que no eran amigos de verdad.Tú eres fuerte, lo has demostrado en este tiempo y tienes que seguir así aunque sea duro, todos tenemos algo por lo que luchar y tú tienes a tí misma a tu gran amor ( que por cierto es un encanto al igual que tú y hacéis una bellísima pareja) y a tu familia así que adelante Tamara.Besicos
Julia López Pomposo ha dicho que…
Es normal que sientas esa impotencia, eres joven y te sientes limitada por tu enfermedad, ¿Quién no se revelaría contra ello?, pero no pierdas la fe y la esperanza. ¡La medicina avanza tanto !
Besos y abrazos y alegra esa carita guapa

Entradas populares de este blog

Masaje de Shiatsu para el Síndrome de Ménière... mi experiencia

Antes de ser infiel... PIENSA

BLOG REGISTRADO