¡¡¡Sígueme!!! Te seguiré

Buscador

gadgets para blogger

Traduce el blog a...

English cv French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Importante

Ya sabéis que por motivos varios el blog permanecerá cerrado y no podré visitaros, sois libres, de quedaros o marcharos, estoy pasando por momentos duros y necesito tiempo para aceptarlos. Iré poniendo de vez en cuando lo que escribo en facebook para desahogarme, me es más sencillo porque se lo dicto al móvil, pero mentiría si os dijera que puedo entrar a vuestros blogs a leer todo lo que escribís, y entrar a dejar un comentario absurdo y sin sentido, me parece una falta de respeto.

Gracias por comprender, gracias por estar a mi lado todo este tiempo, gracias a los que os quedéis y también, gracias a los que se vayan, podéis buscarme en facebook por mi nombre, si queréis hablar conmigo, y también por el nombre del blog, tengo una página en la que me llegarán vuestros mensajes directos.

27 de marzo de 2012

El amigo que nunca tuve 9

La mañana paso rápido, mientras la pequeña, miraba por la ventana con el peluche entre sus brazos, incluso, hubo un momento del día, al ver a un pájaro cerca, que abrió el cristal, para que el sonido entrara a su cuarto, su pequeño peluche, no podía perderse tales melodías.

Desde que había enfermado, la música se le había tornado ruidosa, jamás disfrutaba de un momento de paz escuchando una canción, ni siquiera de algún grupo que le gustara, prefería no hacerlo, pero ahora, al oír a los pájaros, pensó, que estar enferma, no era sinónimo de quedarse sorda.

La pequeña estaba sonriente cuando su madre la llevo la comida hasta su habitación, y sus mejillas, ahora bañadas por el sol, habían tomado un matiz sonrosado que la sentaba muy bien.

Después de comer, la pequeña, estaba agotada, así que se fue a dormir.

12 comentarios:

EldanY dalmaden dijo...

Un poquito de paz para la niña, esperemos tenga dulces sueños.

Saludos.

Lembranza dijo...

La historia es preciosa Tamara. Nos cuesta a los mayores vivir en soledad, cuanto más los niños.
La pequeña no juega con los otros niños, no va al colegio, no sale, solo sabe que la enfermedad que tiene, no la deja vivir, de repente el sonido de un pájaro le recordaba que podía sentir, no solo dolor. Un abrazo

Amelia dijo...

cierto es, cuando alguién este enfermo debe de adaptarse a las circunstancias y disfrutar en la medida de sus posibilidades de lo que la vida nos ofrece, un canto de un pájarillo a la nena le daba aire, viento fresco a su vida, por ejemplo.
que bonito es el cuento Tamara. Amelia.

orthos62 dijo...

MUy bien primero el cumpleaños con la abuela y despues a oir musica de los pajaros. Me gusta esa actitud, es muy positiva.
otro besote, se me acabara el saco? jajajajaj

Tamara dijo...

Esperemos jejejejeje, porque se lo merece. Un besazo.

Tamara dijo...

Lembranza, creo que se empezó a dar cuenta que sobrevivir no es suficiente. Un besazo.

Tamara dijo...

Amelia, hay veces que cuando una enfermedad viene, solo tienes la opción de seguir adelante... Un besazo.

Tamara dijo...

Jajajaja, Orthos, es que la naturaleza... ¿Qué tendrá que nos renueva?

Un besazo.

Gema dijo...

jo que me gustaaaaaaa

Piruja dijo...

Lo que yo te diga los milagros que esta haciendo el peluche, me gusta mucho Tamara.

Mas besos!!

Tamara dijo...

Me alegro guapa y haber si te mejoras que te echamos de menos. Un besazo.

Tamara dijo...

Piruja me encanta que te guste jejejeje, y más sabiendo que eliges las mejores para tu blog, que venga de ti, me gusta más aun. Un besazo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...