Isemay- Parte 29.3 MUERTO


          
Cuando sus pies descalzos rozaron el frío suelo, una descarga de adrenalina subió por su cuerpo. Si tenía pensado dejarse morir sabía que no podría porque Olaft siempre sería una razón más que poderosa para quedarse en este mundo. Al menos hasta que fuera lo suficientemente fuerte como para protegerse él mismo.
-                             Sabes que nunca dejaré que te hagan daño.
Se acercó al canasto de su hijo, que dormía plácidamente después de sentir su voz. Como si él entendiera, y comprendiera sus sentimientos, abrió los ojos y la miró.  
-                             Tienes sueño- le susurro de nuevo tocándole la cabecita- mama velará mientras duermes a que nada malo te ocurra. Eres todo lo que tengo Olaft, y te quiero.
Isemay se forzó en sonreír, y el pequeño le devolvió la sonrisa satisfecho de lo que había visto, instantes después, cerró su puño alrededor del dedo que su madre le tendía, y volvió a relajarse. Isemay observó el mar, desde su pequeña ventana, parecía en calma, y sin querer separarse de su hijo, como si solo con su presencia pudiera traerle la paz que otros hombres la quitaron, estiró el brazo para acercar su mecedora, y se sentó contemplándole.

Comentarios

Ad Mar ha dicho que…
Pequeño impáss :) hasta que la torbellino Isemay se ponga las pilas...
orthos62 ha dicho que…
Lo ves, de momento hasta que se le pase el mal rollo el niño es lo primero, pero después que se agarren los machos Osmar, y el resto, jajaja van a rodas las os.....as, ejjejeje está muy cabreada.
un besote cuidate
Tamara ha dicho que…
Donde hay truenos, siempre hay calma después Dany, no todo iba a ser malo jajajaja. Un besazo.
Tamara ha dicho que…
Jajajaja, si, si, Orthos, toda la razón, Isemay es consciente de que tiene un bebe al que cuidar... Pero después, sálvese quien pueda jajajaja.

Un besazo.

Entradas populares de este blog

Antes de ser infiel... PIENSA

BLOG REGISTRADO

Feliz cumpleaños amor