La grandeza de las personas, no se mide en centímetros.

       Había en un pueblo un niño que era muy bajito y estaba muy acomplejado por su pequeña estatura. Además los amigos siempre se lo hacían saber, lo pequeño que era.
       Un día él y varios amigos (de los que siempre se metían con su estatura) se fueron al campo. De golpe aparecieron unas nubes negras y se empezó a oscurecer el día. Una fuerte tormenta les pillo y para resguardarse de la lluvia, buscaron cobijo, ya que estaban a varios kilómetros del pueblo.
       Después de un buen rato buscando, encontraron una cueva y se metieron en ella.        

La cueva era muy bajita y todos tenían que ir agachados, menos Pablito que era como se llamaba el niño bajito.
       De golpe se sintió un ruido en el fondo de la cueva y todos se asustaron, menos Pablito, que aunque era más bajito, era el más valiente de todos. La lluvia era muy fuerte y relámpagos y truenos no paraban.
       El ruido se iba acercando y todos en la puerta de la cueva temblando, sin saber que hacer.
       Pablito cogió un palo y se adentró en busca del ruido. Minutos más tarde se presentó con un pequeño cordero en la mano. Los amigos le dieron un abrazo y desde entonces, para ellos dejo de ser bajito.

       La grandeza de las personas, no se mide en centímetros.

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
De todas formas, por muy valiente que seas, el tamaño SÍ importa.
Abedul ha dicho que…
Hola Tamara !!! me encanta el cuento el final es
entrañable y el corderito en brazos de Pablo es presagio simbolo de paz !!!! Txapeldun felicitaciones!!!! Un abrazo de Begoña
Piruja ha dicho que…
Hola Tamara, es muy bonito el cuento y que gran verdad la que dices, la grandeza de una persona no se mide con centímetros, la grandeza se mide por sus actos y buen corazón que eso fue lo que le paso a Pablito.

Un besote.
^^EldanY^ ha dicho que…
Toma ya, como super ratón.

Bonito relato Tamara y es verdad, la valentía no es de tamaño, fíjate lo valiente que es el mosquito..

Un abrazo.
Tamara ha dicho que…
Juan Ignacio, creo que, el tamaño importa, pero no para la lucha diaria, y menos para ser valiente, porque si eres muy grande pero luego de coraje tienes poco, el tamaño no sirve de nada.

Un besazo.
Tamara ha dicho que…
Begoña, me alegro de que te haya gustado, no sabía lo del corderito, pero mira, un símbolo más que añadir al cuento cuando lo cuente jejejeje. Un besazo.
Amelia ha dicho que…
Un buen cuento con su sabia moraleja. Un besito.Amelia.
Tamara ha dicho que…
Piruja, soy de tu misma opinión, la grandeza de una persona esta en su corazón, de ahí que digan que los mejores perfumes vienen en frascos pequeños jejejeje.

Un besazo.
Tamara ha dicho que…
Jajajaja, Dany, si son valientes si, hasta pican a los elefantes... jajajaja.

Un besazo.
Tamara ha dicho que…
Gracias Amelia, me alegro de que te haya gustado, un besazo.
Gema ha dicho que…
Otra leccion de vida mas Tamara, me ha gustado muchisimo tu cuento Tamara.

Sabes? yo suelo decir a menudo eso de... lo de los perfumes pequeños de hecho hace unos dias lo comente en el parque jeje! (una que es bajita jiji)

bsitos guapa
Hermosa entrada, el final esta muy bonito y deja un gran mensaje.
Saludos!!
Tamara ha dicho que…
Jajajaja, será que yo también soy pequeña Gema, por eso nos gusta tanto la frase jajajaja.

Un besazo guapa.
Tamara ha dicho que…
Gracias Ladys, me alegro que te haya gustado ;) Un besazo.
Xena ha dicho que…
Tamara cielo estoy contigo en q el tamaño no importa nada!!.

Me ha encantado el cuento mi niña!!

Un besote enorme
Xena, por supuesto que no importa... la grandeza de las personas esta dentro, sin ninguna duda.

Un besazo.

Entradas populares de este blog

Antes de ser infiel... PIENSA

BLOG REGISTRADO

Feliz cumpleaños amor