¡¡¡Sígueme!!! Te seguiré

Buscador

gadgets para blogger

Traduce el blog a...

English cv French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Importante

Ya sabéis que por motivos varios el blog permanecerá cerrado y no podré visitaros, sois libres, de quedaros o marcharos, estoy pasando por momentos duros y necesito tiempo para aceptarlos. Iré poniendo de vez en cuando lo que escribo en facebook para desahogarme, me es más sencillo porque se lo dicto al móvil, pero mentiría si os dijera que puedo entrar a vuestros blogs a leer todo lo que escribís, y entrar a dejar un comentario absurdo y sin sentido, me parece una falta de respeto.

Gracias por comprender, gracias por estar a mi lado todo este tiempo, gracias a los que os quedéis y también, gracias a los que se vayan, podéis buscarme en facebook por mi nombre, si queréis hablar conmigo, y también por el nombre del blog, tengo una página en la que me llegarán vuestros mensajes directos.

13 de julio de 2012

Isemay 41.2



Las leyendas del halcón negro ya decían que él era sanguinario, pendenciero e infiel, durante años habían tenido lástima por su esposa, la que había sido separada de su hogar, ahora las habladurías continuaban. Él no se acercaba a su esposa porque ya tenía a alguien con quien compartir sus noches, se comentaba incluso que el rey le entregaría tierras para que pudiera formar una nueva familia, la culpa, como siempre de ella, que rehuía sus responsabilidades, pero que más daba, eso ya había dejado de importarla hace mucho tiempo.
Sin darse cuenta, sentada sobre la orilla de la fuente, había arrancado unas cuantas flores que allí se encontraban arrugándolas en su puño, estaba furiosa, enfadada con la situación y con el recuerdo de aquellos años en que fueron felices, sabía que no podía perdonarle, pero también sabía que estaba flaqueando ante la decisión que había optado, no podía pretender que su hijo jamás volviera a ver a su padre, ya que era su heredero, y tampoco podía imaginarse separarse de Olaft y huir, como habría hecho de no tenerle.
Estaba cansada, muy cansada, de no dormir por las noches, de despertar con el único recuerdo de su promesa ante ella, de que estarían juntos y de que la amaba. Ella también le quería, no iba a seguir negándoselo a sí misma, ¿Cómo no amarle cuando había sido creada para ello? Le había amado desde siempre, desde pequeña, la primera vez que lo vio, la primera vez que la ayudó, que la protegió, él tan grande, tan mayor, tan valiente caballero, ella tan inocente, tan niña, tan ingenua y dulce antes sus encantos.

2 comentarios:

EldanY dalmaden dijo...

Uhmmm, ya te digo, a por la niña que van.

SAludos

Tamara dijo...

jejeje Dany, si, pero es que las niñas molan. Un besazo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...