Latidos- Capítulo 3.1



Si no llega a verla… Si llega a demorarse un instante más… Todo su cuerpo clamaba que la zarandeara, que la gritara, que la reprochara lo inmadura que era y lo mal que estaba tomándose las cosas, pero sus brazos parecían ir en sentido contrario, solo quería abrazarla y mantenerla pegado a él, oír su corazón, percatarse de que seguía latiendo.

Y cuando por fín se separó de ella y consiguió volver en sí, tiró de ella por las escaleras hacia abajo, sin pensar en quien los miraba o si la estaba haciendo daño, solo deseaba bajarla de allí, alejarla de todo aquello, encerrarla en una habitación y asegurarse de que no volvía a cometer ninguna locura.

Pasó a través de la gente tirando de ella a la que notaba temblar incontroladamente bajo la presión de su mano, y le daba igual todo, iba a sacarla de allí.

Comentarios

EldanY dalmaden ha dicho que…
Joder, qué bruto el tío, leches.

Yo le hubiese metido unos ratones y lagartijas entre la ropa.

Saludandosss
Aglaia Callia ha dicho que…
Una pasión tremenda es la que lleva a este hombre a actuar de esta forma, que quizá no sea la mejor, pero el amor es tan errado a veces.

Besos.
Tamara ha dicho que…
jajajaja Dany, como siempre, tu en tu línea. Un besazo.
Tamara ha dicho que…
Aglaia además de verdad, errado sin duda. Un besazo.

Entradas populares de este blog

Antes de ser infiel... PIENSA

BLOG REGISTRADO

Feliz cumpleaños amor