Latidos- Capítulo 3.2



Poco a poco fue dejando las luces de la fiesta atrás, y descendían la escalinata a los camarotes, iba a encerrarla dentro, si, para que no pudiera salir hasta que el viaje terminara, si quería sacarle de sus casillas lo había conseguido, casi le había hecho perder el juicio, y abrió la puerta, manteniéndola agarrada con la otra mano de la muñeca.

     ¡Suéltame! – La oyó gritarle mientras le golpeaba con la mano libre en la espalda.
     Cuando estemos dentro- fue su escueta respuesta.
     No pienso entrar contigo a ningún lado.
     Entrarás- la aseguró más como una amenaza que como una respuesta a su frase.

Comentarios

Aglaia Callia ha dicho que…
Qué momento, ¿qué pasará ahora?

Besos.
EldanY dalmaden ha dicho que…
Brutico esssssss.
Parece de mi pueblo.
Saludoss
Tamara ha dicho que…
Aglaia ya lo verás, y felices fiestas, ya he regresado. Un besazo.
Tamara ha dicho que…
jajaja, además de verdad Dany, no serías tu?, y felices fiestas, ya he regresado. Un besazo.
Levantate y Anda ha dicho que…
Sabes que es lo que más me encanta?,la sencillez que pones en cada una de las palabras,como si ellas por sí mismas subieran donde colocarse para que los lectores sintamos esa pequeña pero importantísima vibración que nos hace continuar la lectura sin esperar un final.Tienes mucho brío.Un BESO
EvaBSanZ ha dicho que…
Gracias Tamara, igualmente.

Recibe un beso
Muchas gracias por tus palabras Levantate y anda. Un besazo.
Gracias a ti Eva, por al visita. Un besazo.

Entradas populares de este blog

Antes de ser infiel... PIENSA

BLOG REGISTRADO

Feliz cumpleaños amor