¡¡¡Sígueme!!! Te seguiré

Buscador

gadgets para blogger

Traduce el blog a...

English cv French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Importante

Ya sabéis que por motivos varios el blog permanecerá cerrado y no podré visitaros, sois libres, de quedaros o marcharos, estoy pasando por momentos duros y necesito tiempo para aceptarlos. Iré poniendo de vez en cuando lo que escribo en facebook para desahogarme, me es más sencillo porque se lo dicto al móvil, pero mentiría si os dijera que puedo entrar a vuestros blogs a leer todo lo que escribís, y entrar a dejar un comentario absurdo y sin sentido, me parece una falta de respeto.

Gracias por comprender, gracias por estar a mi lado todo este tiempo, gracias a los que os quedéis y también, gracias a los que se vayan, podéis buscarme en facebook por mi nombre, si queréis hablar conmigo, y también por el nombre del blog, tengo una página en la que me llegarán vuestros mensajes directos.

10 de julio de 2014

Una nueva vida- Capítulo 20.2


Según caía de nuevo la noche la situación continuaba igual, Radians necesitaba una transfusión de sangre pero la sangre no había llegado aún, toda la noche que continuó a ese día tan agotador, Ascra siguió sin separarse del lado de su hija y José tampoco, aunque sentado, separado de la cama no dejaba de mirarla y cada vez que Ascra salía de la habitación o bien para orinar o para comer algo, José se acercaba a ella y la tocaba, la acariciaba, la susurraba palabras dulces. 

Hubo un momento en la noche en que Ascra no se sentó, pero en varios momentos cuando llevaba horas y horas de pie cambiando a su hija los paños de agua fría, se sentaba y Flor la sustituía, de vez en cuando Nicolás aparecía por la habitación, pero no quería ver a su pequeña en ese estado, con lo cual, volvía a marcharse rápidamente, Mateo también subía, pero consideraba que lo que ocurría en la habitación era cosa de mujeres, ya que Radians, permanecía desarropada con muy poca ropa y el camisón tenía desabrochados los primeros botones para que Ascra pudiera poner bien en el pecho los paños de agua fría. 

Después de las seis de la mañana, Flor le pidió que saliera de la habitación, la fiebre había subido más e iban a desarroparla para ponerla más trapos de agua fría, en varias horas, José no apareció por la habitación, después de que Lidia bajara al salón diciendo que ya había bajado un poco la fiebre José subió y la observó desde el quicio de la puerta, Lidia se acercaba a él y le agarraba por los hombros, susurrándole que se pondría bien, él se separaba de su lado cada vez que ella se acercaba.

7 comentarios:

J.P. Alexander dijo...

Uy Jose ya mismo deja a Lidia , te mando un abrazo

Boris Estebitan dijo...

Sigue esta genial historia, esperemos que se ponga bien la hija.

Yessy kan dijo...

Pobre de Lidia, cuando le llegue la sorpresa que José ama a Radians le dará una fuerte migraña. =)
Besos

Tamara VN dijo...

Muchas gracias chicas por leerlo. Un besazo.

Tamara VN dijo...

Muchas gracias chicas por leerlo. Un besazo.

Beatriz Bragança dijo...

Hola,Tamara
Quando a febre resiste,cansa a doente e quem a ajuda!
Uma excelente narrativa!
Um beijinho
Beatriz

Mela dijo...

Creo que José debe darse cuenta de que lo que siente por Radians es algo más que amistad... y deberá hablar con Lidia
Besos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...