Una nueva vida- Capítulo 33.1


Eduardo ayudó a Lorena a quitarle la bata a Radians y después cogiéndola en brazos la llevó hasta la tina que ya estaba llena, Radians colocó los brazos vendados por fuera y después sonrió a Eduardo.
     ¿Ya puedo marcharme?- la guiño el ojo a Radians
     Por supuesto- le contestó Lorena- cuando vaya a sacarla te avisare
     Adiós bellezas- se despidió Eduardo saliendo de la tienda
     Ahora entiendo porque mi hermano se enamoró de ti- la comentaba Lorena mientras con la esponja la frotaba las piernas y los brazos- he traído también una navaja para rasurarte los pelos de las piernas, mi hermana dice que soy una maniática, pero es que no los soporto- la sonrió- ¿quieres que...?
     Claro- la contesto Radians- a mi tampoco me gustan, pero me parece feo pedírselo a tu hermano
Lorena terminó de lavarla las piernas y de rasurárselas, ahora la lavaba el cabello pero antes había añadido más agua caliente a la tina cuando esta comenzó a ponerse fría, ya se acercaba la hora del almuerzo, José había visto como antes Irene, Eduardo y Lorena, entraban a la tienda donde se encontraba Radians, pero al ver que Irene había salido y le había sonreído sabía que no era porque pasara nada, pocos minutos después había visto salir a Eduardo y eso le tranquilizó, pero aun así se sentía celoso y deseaba ir a verla.
Unos minutos más tarde vió como Flor salía de la cocina de la casa con una bandeja de legumbres.
     ¿Donde vas, Flor?- preguntó José
     Su hermana Lorena me ha pedido esto y que avise al señor Eduardo de que vaya a la habitación de Radians, le necesitan para algo
     Espere- la dijo parando de colocar una de las cortinas que habían dejado allí- yo llevaré la bandeja
     Esta bien- le dijo Flor y entregándole la bandeja volvió a la cocina
Bajo las escaleras celoso, ¿se podía saber para que necesitaban a Eduardo?, su hermana parecía que no se daba cuenta de que Eduardo estaba detrás de Radians, cuando corrió las cortinas, Lorena se volvió y le miro sonriendo.
     El almuerzo ya esta aquí- entró José en la habitación
     Hermano- rió Lorena- largo de aquí- la señorita esta desnuda
     Con más razón- respondió José airado dejando las bandejas a un lado- ¿se puede saber para que querías a Eduardo?- preguntó primero mirando a Lorena y después a Radians, que le miraba desde la tina
     Necesitábamos su ayuda- comentó Radians
     ¿Para que?- grito de nuevo- yo creía que empezabas a interesarte por mi Radians pero ya veo que en cuanto me voy corres a sus brazos- grito de nuevo
     Hermano- le grito Lorena- te equivocas
     ¿Qué me equivoco?, dime entonces para que le necesitabais- le grito de nuevo

     Para que me ayudara a salir de la bañera- grito Radians

Comentarios

CHARO ha dicho que…
Ya decía yo que iban a surgir los celos.......
Yessy kan ha dicho que…
Pobre Jose, como no estara sabiendo que otro hombre esta mirando desnuda a la mujer que ama.
Besos
Mela ha dicho que…
Ya han aparecido los celos y los gritos ;-)
Besos

Entradas populares de este blog

Antes de ser infiel... PIENSA

BLOG REGISTRADO

Feliz cumpleaños amor